¿Qué es un Delegado de Protección de Datos? | Comply
Evita sanciones por incumplimiento del RGPD. Auditamos tu empresa gratis
compley360 logo

¿Qué es un Delegado de Protección de Datos?

¿QUÉ ES UN DELEGADO DE PROTECCIÓN DE DATOS?

Un Delegado de Protección de Datos (DPD) es una figura establecida por el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) de la Unión Europea, cuya función principal es garantizar el cumplimiento de la normativa en materia de protección de datos personales en las organizaciones. El DPD es responsable de supervisar el tratamiento de los datos personales, asegurándose de que se manejen de manera responsable, ética y legal.

FUNCIONES DEL DELEGADO DE PROTECCIÓN DE DATOS

Las funciones del DPD son variadas y abarcan diferentes ámbitos dentro de la gestión de la protección de datos. Entre las principales funciones del DPD se incluyen:

  1. Supervisión: el DPD debe supervisar y asesorar a la organización sobre el cumplimiento de la normativa de protección de datos.

  2. Asesoramiento: el DPD debe asesorar a la organización en cuanto a la evaluación del impacto en la protección de datos y en la elaboración de políticas y procedimientos internos de protección de datos.

  3. Comunicación: el DPD debe comunicarse con las autoridades de protección de datos y actuar como punto de contacto para las cuestiones relacionadas con la protección de datos.

  4. Formación: el DPD debe proporcionar formación y sensibilización a los empleados de la organización sobre las cuestiones relacionadas con la protección de datos personales.

  5. Supervisión de la seguridad de la información: el DPD debe supervisar la seguridad de la información y la protección de datos personales en la organización, garantizando que se implementen medidas adecuadas y efectivas para minimizar los riesgos de vulneración de la privacidad.

    ¿CUÁNDO ES OBLIGATORIO UN DELEGADO DE PROTECCIÓN DE DATOS?

    La designación de un DPD es obligatoria en ciertas circunstancias, según establece el RGPD. Las organizaciones están obligadas a nombrar un DPD si cumplen con alguna de las siguientes condiciones:

    1. Si la organización es una autoridad pública o un organismo público.

    2. Si la organización lleva a cabo actividades de tratamiento de datos que requieren una observación habitual y sistemática de los interesados a gran escala.

    3. Si la organización lleva a cabo actividades de tratamiento de datos a gran escala, incluyendo el tratamiento de datos sensibles y datos de condenas penales.

    4. Si la organización es una entidad que ofrece servicios en línea y procesa datos personales de menores.

    5. Si la organización es una entidad que ofrece servicios en línea y procesa datos personales que pueden resultar en riesgos para los derechos y libertades de los interesados.

    Es importante destacar que incluso si una organización no está obligada a designar un DPD, siempre es recomendable tener a alguien que supervise y asesore en cuanto al cumplimiento de la normativa de protección de datos.

    ¿QUIÉN PUEDE SER DELEGADO DE PROTECCIÓN DE DATOS?

    ¿Quién puede ser un DPD? Aunque no existe una única respuesta a esta pregunta, existen algunas pautas que deben seguir las organizaciones al elegir a su DPD.

    En primer lugar, el DPD debe ser una persona independiente e imparcial que no tenga ningún conflicto de intereses en relación con el procesamiento de datos personales. Por lo tanto, no se recomienda que alguien que desempeñe un papel en la toma de decisiones relacionadas con el procesamiento de datos personales de una organización sea designado como DPD.

    Además, el DPD debe tener un conocimiento profundo de la legislación de protección de datos y estar al tanto de los desarrollos y cambios en esta área. También se espera que el DPD tenga habilidades en materia de tecnología de la información y seguridad de la información.

    En cuanto a la experiencia, el DPD debe tener experiencia en la supervisión y el cumplimiento de la legislación de protección de datos, así como en la gestión de riesgos y en la elaboración de políticas y prácticas en esta área.

    Por último, aunque no es un requisito legal, se recomienda que el DPD tenga una certificación en protección de datos, como la certificación de Delegado de Protección de Datos de la Asociación Española de Protección de Datos (AEPD).

    En resumen, el DPD debe ser una persona independiente e imparcial con un conocimiento profundo de la legislación de protección de datos y habilidades en materia de tecnología de la información y seguridad de la información. Además, el DPD debe tener experiencia en la supervisión y el cumplimiento de la legislación de protección de datos y en la gestión de riesgos y elaboración de políticas y prácticas en esta área. Si bien no es un requisito legal, tener una certificación en protección de datos es altamente recomendable para el DPD.

Artículos sobre Protección de Datos Personales

Estamos a tu Disposición

Rellena el siguiente formulario y contestaremos tu consulta en un máximo de 24/48h

Estamos a tu Disposición

Rellena el siguiente formulario y contestaremos tu consulta en un máximo de 24/48h

Estamos a tu Disposición

Rellena el siguiente formulario y te escribiremos a tu correo en un máximo de 24/48h

analitica

Estamos a tu Disposición

Rellena el siguiente formulario y te escribiremos a tu correo en un máximo de 24/48h

analitica

Estamos a tu Disposición

Rellena el siguiente formulario y te llamaremos de manera gratuita y sin compromiso en un máximo de 24/48h

analitica

Estamos a tu Disposición

Rellena el siguiente formulario y te llamaremos de manera gratuita y sin compromiso en un máximo de 24/48h

analitica